Campaña de donaciones “Al Rescate de Nuestro Patrimonio”

 

Un gran aporte al patrimonio museográfico, es el que hizo el capitán de navío (R) Pedro Acuña Lohmayer, tras donar al Museo Marítimo Nacional una importante pieza patrimonial.

La pieza donada, se trata de una máquina de coser Alfa modelo 40 fabricada en España, la que fuera utilizada en el crucero Almirante Latorre por los diferentes especialistas en sastrería del buque.

 

ANTECEDENTES HISTÓRICOS:

Los sastres navales

En la Armada de Chile llevar el uniforme con corrección y prestancia es una de las costumbres más arraigadas, más aún en una unidad a flote que es embajadora de la Institución en cada puerto. Es ahí donde los sastres son los encargados de reparar y ajustar las prendas de vestir, además de coser galones y distintivos ante un nuevo ascenso. Del mismo modo, elaboran otros elementos como manteles y servilletas, todo esto realizando labores como cualquier otro marino, es decir, cubriendo puestos de guardia, de zafarranchos y de combate.

El crucero Almirante Latorre

El CL 04 Almirante Latorre fue un crucero de la clase Tre Kronor construido en Göteborg para la Real Armada de Suecia entre 1943 y 1945. Tras haber servido poco más de 20 años en dicha marina, fue adquirido por Chile y entregado en 1971, donde prestó servicios hasta 1984.

El Latorre, llamado también como el “Latorre sueco”, para diferenciarlo de su antecesor, el célebre acorazado Almirante Latorre, se caracterizó por su alta tecnología y eficaz desempeño artillero, siendo destinado en 1978 al Teatro de Operaciones Austral en virtud de la crisis vecinal con Argentina.

Las máquinas de coser Alfa

Alfa es un importante grupo empresarial nacido en la ciudad de Eibar en el País Vasco en 1920. Eibar ha sido uno de los principales polos industriales en España, especialmente en lo que se refiere a la fabricación de armas, y de hecho, Alfa inició sus funciones fabricando revólvers, aunque en 1925 inició la elaboración de máquinas de coser, las cuales alcanzaron gran calidad.